El plano arquitectónico

La célula del proyecto

El plano es la base de cualquier proyecto. El medio de expresión que tienen los arquitectos es el dibujo. Los dibujos expresan los diseños que propone el proyectista de una edificación.

El plano arquitectónico es la célula del proyecto.
El plano arquitectónico es la célula del proyecto.

Dentro del plano se concentran los dibujos que integran un proyecto. En los planos quedan impresas de manera explícita las ideas y soluciones propuestas por el arquitecto. Los planos se separan de acuerdo al tipo de información que contienen. De esta manera los diferentes planos de diseño y técnicos integran el proyecto arquitectónico. La función básica de un plano es la de informar de manera lógica, secuencial, precisa y objetiva el proyecto.

Aquí analizaremos la importancia de las partes de un plano arquitectónico. Si tu no eres arquitecto y quieres entender toda la información que tiene tu proyecto, sigue leyendo y encontrarás toda la información.

“El diseño no es solo cómo se ve o se siente. El diseño es cómo funciona”

Steve Jobs

Las partes más importantes del plano son: La composición, la Escala, el Pie de plano, las Acotaciones y las Notas al margen. Todos los planos deben de contener esta información. Ahora te explicamos en que consiste cada parte del plano.

La composición del plano

La composición del plano es el contenido que lo integra. El contenido se debe de colocar de manera lógica y secuencial, de manera que sea legible para cualquier persona. Es importante que la secuencia del plano tenga una lógica para que la composición práctica haga más fácil su comprensión.

El contenido del plano es la información del proyecto.
El contenido de los planos es la información del proyecto.

El plano debe de tener un contenido legible y ordenado. Para que el contenido sea legible es importante hacer un uso óptimo de las escalas. Todos los títulos, acotaciones deben de leerse fácilmente y deben estar ubicados adecuadamente al dibujo.

La escala

La información que se plasma en los planos debe ser fácilmente legible. Para hacerlo correctamente es importante el adecuado uso de la escala. La escala es una proporción aritmética que se utiliza para representar la correspondencia del dibujo con la realidad. Es decir, las escalas nos permiten dimensionar las medidas y distribución de los espacios dentro del proyecto. En el caso de los detalles constructivos, es importante que se exprese correctamente la escala en la que se dibujó.

Escala gráfica para dibujo arquitectónico.
Escala gráfica para dibujo arquitectónico.

Un ejemplo de escala es, en la escala 1:50 quiere decir que “un centímetro en el dibujo equivale a 50 cms de la dimensión real”.

Las escalas de dibujo más comunes son: 1:100, 1:50, 1:20 y 1:10. El dibujo que se realiza de plantas, fachadas y cortes generalmente emplean las escalas 1:100 y 1:50. En el caso de los detalles se emplean las escalas 1:20 y 1:10. Para el desarrollo de planos generales de sembrado o conjunto se emplean las escalas 1:200, 1:250 o 1:500.

La escala se debe insertar en las solapas de todos los planos, tanto en número como gráfica.

El Pie de Plano

El pie de plano es la sección que contiene toda la información del plano y del proyecto arquitectónico. Generalmente se ubica en la esquina inferior derecha. Dentro de los datos más importantes que contiene son: El nombre de la obra, la ubicación, el nombre del propietario, el título del contenido del plano, la escala, la fecha y la clave.

Pie de plano de Proyecto Arquitectónico
Pie de plano de Proyecto Arquitectónico

Estos datos son los básicos de acuerdo a los requerimientos oficiales. De acuerdo al criterio del arquitecto y constructor los datos pueden aumentar. Entre los datos adicionales se encuentran el nombre del dibujante, la persona que lo revisa y la persona que lo autoriza. También puede tener el logo de la empresa, un espacio para número de revisiones y correcciones. Los datos de contrato, el expediente, o el número de obra.

El pie de plano se inserta en la solapa que enmarca todo el contenido del plano. En la solapa también se incluye el norte referencial, cuando sea necesario. Un croquis esquemático de referencia de ubicación del proyecto. Un espacio para indicar la referencia o correlación con otros planos.

El pie de plano es importante, ya que al doblarlos y archivarlos es más sencillo encontrar la información de cada uno de ellos.

Las Acotaciones

Las cotas o acotaciones son vectores con cifras contiguas. Estos vectores indican la dimensión real comprendida entre una orilla y la otra del mismo.

Todos los planos deben tener las cotas que le correspondan de acuerdo a su contenido. Las cotas estarán de acuerdo a la escala integrada en el dibujo. Para que los planos sean claros y legibles es necesario colocar todas las cotas que sean necesarias, aunque sean repetitivas. Es importantes que las cotas sean uniformes y que su colocación no interfiera con la información del plano.

Las acotaciones nos ayudan a entender el dibujo.
Las acotaciones nos ayudan a entender el dibujo.

En el caso de los planos de conjunto se deben acotar las dimensiones generales. Los planos arquitectónicos se deben acotar las dimensiones entre ejes, los macizos y los vanos. Cuando son planos de detalles, las cotas deben dejar en claro todas las dimensiones del detalle que se está dibujando.

Es por ello que se realizan planos de Cotas Exhaustivas, cuya única función es la de indicar las dimensiones del proyecto. Estos planos proporcionan una información completa de cada espacio y detalle.

Notas al margen

Dentro de la solapas que enmarcan los planos se conserva un espacio para que el diseñador integre las notas marginales que considere necesarias para completar la información. En el espacio destinado para las anotaciones se incluyen la simbología, las notas preventivas, las especificaciones y referencias.

En algunas ocasiones se coloca información de secuencia del proceso constructivo. Es por ello que es conveniente indicar al margen del plano la secuencia de ejecución.

La clave de plano

En el desarrollo de un proyecto arquitectónico se deben colocar claves que identifiquen de manera simplicada el contenido del plano. En general la clave del plano se integra por números y letras. La clave se localiza en el pie de plano. Esta clave además sirve como referencia simplificada para su correlación con otros planos.

Generalmente la clave se determina por el contenido del plano. Por ejemplo: Los planos arquitectónicos se identifican con la letra A, y se numeran consecutivamente. Los planos de Instalaciones Sanitarias emplean las letras IS-1, IS-2 y así consecutivamente.

Descripción de las partes de un plano arquitectónico
Descripción de las partes de un plano arquitectónico

Conclusiones

Ahora que conoces las diferentes partes que integran un plano, será mucho más fácil identificarlas y leerlas. Desarrollar un proyecto arquitectónico requiere de la comunicación entre varios profesionales. Si quieres conocer ¿Qué es un Proyecto Arquitectónico? solo sigue el link.

Si estás buscando planos de casas te comparto los planos de la casa Mar y los planos de la casa Cubo, solo sigue los link.

A partir de un trazo nace la arquitectura.


Oscar Niemeyer

1 comentario en “El plano arquitectónico”

Deja un comentario